Síguenos en nuestras redes sociales

Sinú al Día

Alto Sinú

Diez años después del convenio para mejorar el servicio de agua potable en Tierralta, los beneficios no se ven

Después de 10 años de firmar un convenio para mejorar y ampliar el acceso de la población al servicio de agua potable, el municipio de Tierralta en el sur de Córdoba no obtiene los beneficios contemplados en ese acto administrativo, denunció el abogado Luis Javier De La Hoz.

Se trata del convenio fue suscrito, sin fecha, por el entonces gobernador de Córdoba Jaime Torralvo Suarez y el ex alcalde del municipio de Tierralta Humberto Santos Negrete.

El “Convenio de Cooperación y Apoyo Financiero para El Desarrollo del Plan Departamental De Agua y Saneamiento del Departamento de Córdoba 2007 – 2010 establece que se formuló con el fin de mejorar y ampliar el acceso de la población de Tierralta a los servicios de agua potable y saneamiento básico, objetivo que no se cumple.

Basó la delicada denuncia en el informe presentado en el mes de octubre del año 2018 por parte de la Superintendencia de Servicios públicos que efectuó una evaluación de las Empresas Públicas Municipales de Tierralta.

En el informe la Superservicios deja claro que el coagulante, en este caso, sulfato de aluminio, el cual se aplica como primer paso al proceso de potabilización del agua es aplicado a criterio del operario sin realizar el examen o test adecuado (test de jarras) ya que el equipo se encuentra dañado, y se establece en el mismo informe que estuvieron dañados durante las vigencias analizadas, esto es, años 2016 y 2017.

A juicio del abogado, este hallazgo indica claramente que todo el proceso de potabilización del agua es un desastre, no puede un operario aplicar “al ojo” dosis de químicos sin efectuar adecuadamente el denominado test de jarras ya que este es el que permite establecer la dosificación adecuada y dar inicio a tan complejo proceso.

En el informe de la Superintendencia se deja igualmente claro que los encargados de la planta de tratamiento de agua potable desconocen la capacidad instalada de la misma, y es que como lo van a conocer si carece de un instrumento que mida el caudal de entrada y salida del líquido.

Igualmente deja claro el informe que la caseta de dosificación de cloro se encontraba averiada por lo cual no era posible dosificar el químico , en el momento del informe esa sustancia se estaba aplicando con un tubo de PVC.

El abogado, dijo que el tema empeora, porque el laboratorio del acueducto no cuenta con equipos para medición de parámetros físico químicos y microbiológicos de proceso, los equipos se encuentran dañados, como lo reseña el informe de la Superintendencia de Servicios públicos Domiciliarios.

Según un informe técnico realizado por un laboratorio sobre el punto de captación del cual el municipio toma el agua, se encontraron coliformes totales y coliformes fecales en las muestras, es decir, el agua está contaminada con excrementos por ende tiene el potencial de causar enfermedades, resultaría interesante que las autoridades municipales revisaran las cifras del Instituto Nacional de Salud con respecto a su municipio.

El servicio de agua “potable” en ese golpeado municipio del sur de Córdoba solo se presta tres veces a la semana el cual será objeto de restricciones debido a los bajos niveles del rio Sinú.

Montería Radio 38º.

Más en Alto Sinú

Lo más leido

To Top