Síguenos en nuestras redes sociales

Sinú al Día

WhatsApp Image 2019-04-12 at 1.42.34 PM (1)

Nacional

Sin tapujos Juan David Díaz, dice quién es y porqué quiere ser gobernador de Sucre

Sinú al día previo a la contienda electoral de octubre próximo entrevistó a uno de los hombres cuyo nombre comienza a sonar como posible aspirante a la gobernación de Sucre, y aunque tristemente la política marcó su vida de tragedia, pues su padre fue asesinado siendo alcalde del municipio El Roble, hoy él dice que sí es la voluntad de Dios y el pueblo él aspiraría a la gobernació de Sucre.

Sinú al día. ¿Quién es Juan David Díaz? ¿Le conocen en su tierra natal por algún apodo?

JDD: «Juan David Díaz Chamorro nació en San Marcos, Sucre hace 39 años de edad, casado y con una hermosa familia compuesta por mi esposa Malena y mis tres hijos. Médico de profesión, con tres especializaciones, 2 de ellas referidas al sector público (Gerencia Publica y Gerencia de la Hacienda Pública).

Sinú al día ¿Dónde ha vivido la mayor parte de su vida?

JDD:»He vivido en muchas regiones, desde niño acompañaba a mi padre Tito (QEPD) quien viajaba por diferentes departamentos de Colombia por sus labores de negocios. Por razones de la violencia tuve que salir exiliado a varios países de Sur América, Norte América y Europa. Nací en San Marcos, actualmente vivo en Sincelejo,  y el hijo bueno regresa a casa, amo a Sucre, y a la gente de este territorio».

WhatsApp Image 2019-04-12 at 1.42.34 PM (1)

Sinú al día. Que datos biograficos enmarcan a Juan David? 

  JDD:»Mi padre fue Eudaldo León Díaz Salgado (QEPD), mi madre se llama Nancy Esther Chamorro Montes.  Soy el tercero de cuatro hermanos.

Realice mis estudios de primaria en el Colegio Público Jhon F. Kennedy (San Marcos) y en el Colegio Francisco de Paula Santander (Sincelejo), termine secundaria en el Colegio Diocesano en Magangué (Bolívar).

Soy médico, egresado de la Universidad San Martin (Barranquilla), realice mi internado en la ciudad de Montería. Hice una primera especialización en salud para fortalecer mi carrera medica en la Universidad Manuela Beltrán (Bogotá), luego en la Corporación Universitaria del Caribe (CECAR) en Sincelejo realicé dos especializaciones en Gerencia Publica y Gerencia de la Hacienda Pública».

Sinú al día. ¿Qué religión practica?

 JDD:»En la actualidad no profeso alguna religión, sin embargo, soy respetuoso de las distintas profesiones religiosas, soy respetuoso y temeroso de Dios, oramos en familia todos los días, creo en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Para mí la Biblia es mi guía, la brújula que guía mis pasos, siempre he pensado que las lecturas sagradas deben interpretarse y llevarse a la practica en las acciones de la vida cotidiana, de tal manera que agraden a Dios, que no atenten nuestras acciones contra el prójimo y los mandamientos. Considero que ser un hombre de bien, es tener a Dios en el corazón, ser fiel a su palabra y enseñanza y multiplicar con nuestros semejantes, con la familia, con los amigos. Dios nos lleva a descubrir que la clave del éxito está en hacer el bien a los demás».

Sinú al día. ¿Qué cargos  ha desempeñado y en qué periodos?

JDD: «Una vez graduado en el año 2006 empecé a trabajar en mi profesión de medico, en hospitales y centros de salud en Sincelejo. En el año 2014 trabaje con la Unidad Legislativa del entonces Senador y hoy Gobernador de Nariño, Camilo Ernesto Romero Galeano.  Entre 2016 y 2018 me desempeñe como Asesor de Paz de la Gobernación de Sucre, sin embargo, nunca he dejado de realizar mi labor voluntaria como defensor de derechos humanos, y es así como desde 2005 soy el vocero desde Sucre del Movimiento Nacional de Victimas de Crímenes de Estado (MOVICE)».

Sinú al día. Recientemente su nombre ha aparecido en encuestas que lo ubican como fuerte aspirante a la gobernación de Sucre ¿ha contemplado esa idea?

JDD:»La verdad no había contemplado la idea, luego de lo sucedido con mi padre, cuando se desempeñaba como alcalde del municipio de El Roble (Sucre), empecé a ver la actividad política como alto riesgo, donde se ganan enemigos gratuitos, que se atornillan al poder y no quieren que personas honestas y decentes accedan a cargos de elección popular. Estas actuaciones que muchas veces desencadenan en violencia, socavan la voluntad de impulsar una cultura política para fortalecer la real y verdadera democracia. La muerte de mi padre, fue el más fiel y lastimoso ejemplo de cómo se ciernen tentáculos nefastos alrededor de lo que debe ser una labor social y administradora de los recursos públicos para el bien común de un pueblo.

Pero ahora sí aspiraría. Sí voy a aspirar, si Dios y el pueblo quiere. He enfocado mi  labor social en el tema del restablecimiento de los derechos de las víctimas, cuya  visión es fortalecer una cultura de convivencia, reconciliación y no estigmatización en Sucre, reconociendo las voces polifónicas en los territorios, resaltando la enorme labor de los maestros y maestras, quienes de la docencia fortalecen el derecho a la educación como aporte  al desarrollo integral de nuestro país y en la formación critica de nuestras próximas generaciones; como también considera se debe recuperar la confianza en el Estado, en el Gobierno, en lo Público y establecer caminos de interlocución y articulación entre la institucionalidad y la sociedad civil un reto importante del posconflicto.

Durante este tiempo, en mi labor voluntaria y sin contraprestación como defensor de derechos, no solo he sentido el padecimiento de las víctimas, sino también el de una gran parte de sociedad maltratada por la exclusión, por la falta de oportunidades, ha sido un tiempo de aprendizajes, de enseñanzas, de reflexión, pero siempre llegando a un punto, el del servicio a toda una población para construir presente y un mejor futuro para todos y todas.

En medio de mis reflexiones considero que toda persona que participa en el bien de su comunidad aspira algún día a hacer mejores cosas. “La Gobernación” es más que una infraestructura con recursos económicos y humanos. La Gobernación es el ente administrador de los recursos de las comunidades, es el espacio de confluencia entre el ciudadano y la esfera que planifica los recursos. Quien  trabaje por sus comunidades, por sus gentes, tiene el derecho a soñar con hacer posible un departamento donde los derechos estén garantizados. Ser Gobernador no es una figura, no es un slogan, ser gobernador implica tener visión de territorio, y allí están sus gentes, sus sectores sociales, sus procesos ciudadanos y comunitarios, sus iniciativas económicas, muchos proyectos de vida. Sobre ello es que uno en algún momento se pone la mano en el corazón».

Sinú al día. ¿Cuál ha sido su carrera política? ¿En qué partido ha militado?

JDD:»Mi padre Eudaldo fue militante del Movimiento Vía Alterna, fundado por Antonio Navarro y Gustavo Petro, luego este movimiento sería un embrión en el proceso organizativo y de fortalecimiento del Polo Democrático, esa fue mi escuela de la mano de mi padre. En ese sentido siempre mi postura ha girado en torno a construir las bases sociales y políticas para una nueva opción fundada en la democracia y donde la ciudadanía juegue el gran papel que como constituyente primario le otorgo la Carta Magna del 91.  He apoyado a personas que considero honestas, competentes y con voluntad de servicio más que a partidos políticos, en el 2006 fue candidato por Sucre a la Cámara de Representantes y lidere la campaña de Gustavo Petro al Senado en el departamento, posteriormente he apoyado a Camilo Romero e Iván Cepeda Castro al Senado. Apoye igualmente la candidatura del actual Gobernador de Sucre, Edgar Martínez Romero».

Sinú al día. ¿Si decide aspirar lo haría por coalición?

JDD: «Creo que no es bueno hablar en estos nuevos escenarios de coalición, es más importante hablar de confluencias de pensamiento, de apuestas comunes, de visiones conjuntas, de diálogos con iguales, pero también con diferentes corrientes de pensamiento político, de procesos de concertación.

Coalición es un término que no me llama mucho la atención, sobre esta figura y su práctica se han cernido prácticas antidemocráticas, excluyentes, discriminativas, entre fuertes políticamente hablando.  Yo desearía mejor construir un escenario de dialogo con todos y todas y juntos analizar nuestras fortalezas y como se canalizarían para hacer posible un tejido diverso pero trenzado firmemente».

Sinú al día. ¿Está de acuerdo con la propuesta de ampliación de periodos para gobernantes locales?

JDD:»Es un tema de preparación, de planeación y de proyección. A mi manera de ver, la ciudadanía voto por x candidato por cuatro años, por un plan de gobierno de 4 años. Muchas poblaciones han hecho la evaluación de desempeño de sus mandatarios y tienen balance de su gestión, algunas serán en positivo otras no, ¿Que va a ocurrir en los casos donde la evaluación de gestión es deficiente?  En aras a la democracia prima entonces equiparar el tiempo de los mandatarios hoy, que el querer ciudadano como constituyente primario, por ello no estoy de acuerdo».

Sinú al día. ¿A quién admira y qué relación tiene este personaje con su posible aspiración a la Gobernación? 

JDD: «En la vida siempre vamos a admirar a muchas personas, admiro a las mujeres que han mostrado la grandeza de su ser en medio de sus distintos roles, en medio de la violencia que las hizo resistentes, en medio de la desigualdad y la pobreza y ahora en tiempos de la paz. Admiro a la juventud que salta barreras, brechas, que quiere salir adelante, juventud pujante que lucha por oportunidades para un mejor futuro. Admiro a toda persona que desde el lugar que se encuentre siempre está produciendo, construyendo hilando esperanza.

Políticamente admiro a Jorge Eliecer Gaitán (Por su lucha por las reivindicaciones del pueblo), a Luis Carlos Galán (Por elevar su voz contra la corrupción y las alianzas con el narcotráfico y las mafias), al Senador Antanas Mockus por su convicción de una política limpia y defensa de la educación y la cultura ciudadana, como también al Gobernador de Nariño, Camilo Romero por su propuesta de Nuevo Gobierno soportado en un Gobierno Abierto, Innovación Social y Economía Colaborativa como referentes a tener en cuenta para el Departamento de Sucre».

Sinú al día. ¿Qué evento ha marcado su vida para bien o para mal?

JDD:»El asesinato de Eudaldo, me partió el alma en mil pedazos porque no sólo era mi padre, era mi amigo, mi compañero, mi referente, mi orgullo. No fui solamente el huérfano, hubo un pueblo huérfano, es que mi padre no era sólo el alcalde, era un gran líder, un defensor de ideas y derechos. La muerte de mi padre no solo me dejo un gran vacío, hizo también que madurara más pronto de lo esperado como persona, pero también con el ímpetu de recoger sus banderas, esa era mi herencia y debí sobreponerme al dolor de su perdida, porque tenía el deber moral de tomar sus banderas e izarlas, de mantener viva su voz, su legado. Yo tuve que pararme en medio del horror, tuve que ahogar mis lágrimas, y tuve que sobreponerme al sufrimiento, no podía ser menos que mi padre, no podía dejar enterrar sus ideas, y sobre todo había que continuar la lucha que el emprendió y que le causó la muerte.  Esa lucha no es más que la defensa de la democracia, la lucha contra la corrupción, la defensa de la vida, y ese ha sido mi camino desde entonces y tal vez sea lo que hoy me haga pensar y considerar una posible aspiración».

¿A quién considera como su gran mentor tanto en lo personal como en lo profesional?

JDD:»Como mi padre Eudaldo que en paz descanso no habrá otro mentor. Sin embargo, en este largo camino Dios no me ha abandonado, seria larga la lista de nombres de mujeres y hombres, familiares y amistades que me han brindado su abrazo, sus manos, sus palabras. A ellos y ellas Dios les bendiga siempre porque han aportado tanto en hacerme un ser humano sensible y útil a la sociedad».

Sinú al día. Hablemos popularmente: Pescado de San Marcos o mote de queso. ¿Qué plato a la carta cambiaría por estos típicos?

JDD: «Ambos platos me gustan, sin embargo, considero que la carta debe incluir otras muestras de nuestra gastronomía; en tiempos de paz, deben recuperarse las delicias de nuestra cocina criolla, autóctona, esos platos nuestros que fueron desapareciendo por razones de la violencia que afecto la vida del campo y la producción de alimentos considerados ingredientes fuertes en muchos platos».

Sinú al día. ¿Qué música le gusta, qué canción lo hace llorar o bailar?

JDD: «Me gusta todo tipo de música, en especial aquellas donde sus letras nos llevan a volar alto, acompañadas de cualquier tonada.

Sin embargo, hay unas muy profundas que me han hecho derramar muchas lágrimas en especial cuando estas fuera del país en condición de exiliado, cuando desde otro lugar anhelas percibir el olor de la tierra mojada, del café de la tierrita en la mañana, del olor del patio que en nuestra tierra es una mixtura de flores, hierbas y plantas medicinales.

Pero en el exilio hay unas canciones que te llegan al alma como “Sobreviviendo” de Víctor Heredia, o como “Sueños y Vivencias” de Diomedes Díaz».

Sinú al día. ¿Cómo conquistó a su esposa? ¿así conquistaría los votos de los sucreños, enamorándolos de usted?

JDD: Malena  y yo, nos conocíamos de niños, vecinos de barrios, jugábamos juntos, a ella le gustaba coleccionar credenciales, a los 10 años comencé a ahorra de la merienda del colegio para hacerle esos regalos que hacían feliz a Male. Por negocios de mi papá tuvimos que mudarnos de departamento, regrese 16 años después y nos volvimos a reencontrar. Éramos adultos y profesionales, vivimos separados por largo periodo sin embargo no nos veíamos como extraños, el afecto perduro a pesar de la distancia. Creo que lo valioso de una persona está en dejar sembrada una buena semilla en un terreno fértil, mis padres lo han hecho conmigo y yo lo hice con mi esposa, la respete, le cumplí a la palabra que empeñe desde mi niñez, eso también le inculco a mis hijos e hija.

Ojalá el pueblo sucreño se desenamore de las tantas promesas en campaña hechas que luego han sido incumplidas. No que se enamoren de Juan David Díaz, yo en realidad quiero que volvamos a creer, a tener esperanza.

Sinú al día. En lo cultural y representativo de su tierra, ¿está de acuerdo con las corralejas? teniendo en cuenta que a la mayoría de los sucreños los marcó de una u otra forma ese fatídico 20 de enero de hace 38 años cuando se cayeron los palcos.

JDD: «Las corralejas del 20 de enero, fue un suceso que marco la vida y la historia de los sucreños, impacto la vida regional y nacional. Porque no pensarnos una conmemoración en clave de esta fecha patronal, que resalte nuestra cultura, la ancestralidad expresada en el floclor, la cultura y el arte y sobre todo generar las medidas de satisfacción a las víctimas. “Las Corralejas” en si misma que vienen siendo hoy, ¿aportan a los imaginarios de paz?  Un buen mandatario debe buscar esa respuesta en su pueblo».

Sinú al día. ¿Qué hay que explotar en sucre?

JDD:» No hablaría de explotar, porque ha sido una palabra que ha sido degradada en la práctica, prefiero utilizar otras palabras como incentivar, promover, fomentar, e impulsar las actividades productivas sucreñas para la transformación del territorio.

Haría varios énfasis en temas relacionados con:

La tierra y el cambio climático: Fortalecimiento al sector campesino, agroindustrial sobre los sistemas de producción sostenibles, y la capacidad productiva del suelo.

Fortalecimiento del campo a través de sistemas agroalimentarios eficientes e inclusivos, fundadas en una seguridad alimentaria respetuosa de la soberanía de las comunidades que nos permita ser una despensa agrícola, y poder ir erradicando las condiciones actuales que están generando hambre.

  • Fortalecimiento a diversas iniciativas agro industriales importantes y presentes en el departamento.
  • Turismo respetuoso de las costumbres y la biodiversidad de los territorios.
  • Rescate del patrimonio de nuestras culturales ancestrales expresado en las artesanías.
  • Estimular el empleo urbano, organización y formalización de las diversas iniciativas y formas actualmente existentes. Ejes transversales: Vías para la paz, pedagogía para la sostenibilidad ambiental y el cuidado y preservación de la diversidad biológica, financiamiento y comercialización».

Sinú al día. ¿Qué es lo que más está afectando a Sucre y a sus gentes?

JDD: «Tenemos que recuperar la tranquilidad en nuestro territorio, no solo con medidas coercitivas, debemos trazar una ruta complementaria que combine diversas estrategias, para alcanzar la paz que anhelan los sucreños, esta paz debe estar fundada en derechos, tenemos muchas herramientas para hacerlo, hay es que activarlas y poner los recursos públicos a su disposición. La lucha contra la corrupción será una gran bandera y un ejercicio transversal a la administración gubernamental, nadie pueda sentir miedo o desesperanza o frustración, a ejercer su derecho a participar, a velar por los intereses de las comunidades, a ser ciudadano real y efectivo en su deber ser».

 Sinú al día. ¿Cuál sería su primera gestión como gobernador de Sucre?

JDD: «  Si Dios y el pueblo sucreño me llevarán a la gobernación primeramente invitaría  a las fuerzas vivas de Sucre a construir y articularnos  entre todos, todas para trabajar por un  derrotero para el departamento, ya existe insumos valiosos de planificación hecho por técnicos, por las comunidades, por las organizaciones sociales, vamos a planear sobre lo real, para poder tener un gran acierto en las asignaciones presupuestales, revisar en positivo los alcances que hoy tenemos y continuar en su fortalecimiento, mejorare  incluirlos otros acorde a las necesidades, en fin todos los elemento que beneficien a la ciudadanía deberán ser tenidos en cuenta, es tan importante una vía, como una escuela, un acueducto como la pedagogía de la paz. Todo deber ser integral y por ello las múltiples voces del territorio debemos estar presentes allí.  Hacer una agenda de incidencia, una articulación nación territorio, que permita sumar esfuerzos del orden nacional pero también de la cooperación internacional. Los retos son grandes y estamos en un tiempo de transición para consolidar la paz que requiere musculo y esfuerzos mayores».

Más en Nacional

Lo más leido

To Top