Síguenos en nuestras redes sociales

Sinú al Día

closeup of ball and football goal in the back in the playground

Opinión

Mete Goles en la Copa de la Vida

Por: PDK

PDKRecuerdo, que en mi casa había una grabadora “SILVER” en donde mi mamá escuchaba radio mientras cosía y hacía buenas confecciones y de vez en cuando, colocaban casetes de música de Alci Acosta, Julio Jaramillo, Leo Dan, y Daniel Santos entre otros.

En este tiempo de fútbol viene a mi memoria una canción cuya letra dice: “En el juego de la vida, juega el grande juega el chico, juega el blanco y juega el negro, juega el pobre y juega el rico.

En el Juego de la vida, nada te vale la suerte, porque al fin de la partida, gana el albur de la muerte.

Juega con tus cartas limpias, en el juego de la vida, al morir nada te llevas, vive y deja que otros vivan”. (Daniel Santos)

Partiendo de una definición filosófica que me encanta sobre la vida: “es un movimiento permanente de auto perfección”, me atrevo a afirmar en algunas ocasiones, el hombre es un ser pluridimensional, con muchas capacidades y habilidades; destrezas y dones que lo llevan a estar en constante cambio.  Por eso, me parece patético y triste, que digan o me digan: eres especial, “nunca cambies”, creo que quien dice eso no aprecia al otro.  Todos los días debemos aprovecharlos para ser mejores, cambiar y transformar nuestras realidades personales y familiares.

Por eso, la vida es un “juego” y mucho más que un juego, donde a diario no tenemos tan solo 90 minutos como en un partido de fútbol, sino 1.440 para crear, innovar, hacer, construir y vivirla con alegría y entusiasmo.

En estos días, pensando en el evento que seguramente a la gran mayoría de los latinos y de manera especial a los colombianos nos mantiene llenos de emoción y estimulación, en donde la gente hace de todo para terminar sus labores y poder ver la tricolor; cancela asuntos e incluso resultan abrazos con algunas personas que tal vez ni siquiera conocemos; es la realidad de la que quiero partir para que pensemos en tres momentos que se dan en un partido de fútbol y en nuestra vida cotidiana.

Motivar:

Al llegar a la cancha, el director técnico motiva a sus jugadores y les muestra la ficha técnica del juego, lo que implica conocerse, saber a lo que se enfrentan, y la manera en que asumirán el partido; planteándose además la alineación,  las tácticas y estrategias de cómo se jugará.

Ahora bien, en la vida deberíamos iniciar nuestros días motivados y decididos a afrontar los retos de la cotidianidad: saber qué camino tomar para ir al trabajo, tal vez llevar los hijos al colegio, encontrar la mejor opción para obtener buenos y nuevos resultados en todo lo que hacemos, en definitiva, empezar con mentalidad positiva y con la bendición de Dios.

Madurar:

En el campo de juego hay que estar con serenidad y madurez para saber cómo afrontar las jugadas de riesgo. No dejarse apabullar por los rivales ni por el público que grita una cosa y la otra; no exacerbarse y sobretodo guardar el equilibrio.

Muchas veces hemos visto que a un equipo le anotan un gol y se viene abajo o también puede pasar que marcan un gol y se confían tanto y allí viene la hecatombe

Ahora bien, en la vida hay que tener madurez para afrontar las situaciones o circunstancias que se nos presentan, para saber tomar decisiones con cabeza fría, de tal forma que lo que hacemos y queremos realizar repercuta positivamente en nuestra historia. Es importante saber tener una postura que nos lleve a que en todo momento estemos orientados hacia la victoria, porque un problema pequeño que no sepamos manejar puede destruir o acabar un sueño por el que hemos luchado y un problema grande manejado con madurez hace la diferencia y si lo pones en manos de Dios no es nada, recuerda el pequeño David frente al grandulón de Goliat.

Meditar:

Después de cada partido hay una rueda de prensa y una charla técnica.  Por lo general se justifica el juego, el orden táctico, se le echa la culpa al árbitro, a la cancha, al balón, en fin, se buscan excusas y los más valientes asumen la responsabilidad. Algunos jugadores salen elogiados, otros regañados y hasta tristes. Siempre es importante meditar y reflexionar para que en el próximo partido se realice un mejor juego.

Ahora bien, en el diario vivir es indispensable gastar unos minutos de los 1.440 que tenemos en el día, para revisar lo que hemos hecho y lo que debemos corregir, cambiar o mejorar. También es bueno que, en esa meditación, te auto felicites por tus logros y le des gracias a Dios, un hombre agradecido siempre será bendecido.

Si te motivas marcarás la diferencia y con madurez afrontarás lo que meditas en tu día a día.

pele-frases-futbol

Más en Opinión

To Top