Síguenos en nuestras redes sociales

Sinú al Día

clan_del_golfo_2_archivo_particular_2_1_0

Judicial

Masacre en Cáceres deja dos víctimas de Córdoba, padre e hijo

Según las primeras indagaciones de las autoridades, los hechos se presentaron luego de un combate entre el Clan del Golfo y los Caparros.

En los últimos días, el subdirector de la Fundación Pares, Ariel Ávila, recibió denuncias por parte de campesinos que afirman que en estos municipios del Bajo Cauca antioqueño hay menores que están siendo censados y reclutados por grupos armados ilegales.

En los últimos días, el subdirector de la Fundación Pares, Ariel Ávila, recibió denuncias por parte de campesinos que afirman que en estos municipios del Bajo Cauca antioqueño hay menores que están siendo censados y reclutados por grupos armados ilegales.

Cuatro campesinos fueron asesinados en la noche del miércoles, 12 de febrero, por integrantes de un grupo armado ilegal en la zona rural de Cáceres, Bajo Cauca antioqueño.

Dos cordobeses entre las víctimas

9b6ed942-3b31-4e3f-a102-5ba598de84fd Wilberto Manuel Beltrán.

Las víctimas fueron identificadas, Wilberto Manuel Beltrán Roqueme de 48 años y su hijo William Antonio Beltrán Carrillo de 23 años, ambos naturales del municipio de San Andrés de Sotavento.

7b4bb197-7766-40de-839b-f7fc3d5527c6William Antonio Beltrán.

Cabe resaltar que el joven William Antonio Beltrán pertenecía a la etnia Zenú y era una persona sana y trabajadora.

Las otras dos víctimas fueron identificadas como como Alexánder Fabio López Rivero de 41 años y Gabriel Enrique Ávila Montalvo de 51 años.

Al lugar de los hechos llegó personal del CTI de la Fiscalía y de la Sijín de Caucasia para adelantar las primeras investigaciones sobre el asesinato.

El Brigadier General, Juan Carlos Ramírez, comandandante de la Séptima División del Ejército, aseguró que en la zona hay tropas del Ejército realizando operaciones militares, «con el fin de proteger a la población civil y permitir labores judiciales de la zona».

Las autoridades locales y regionales adelantaron en la tarde de ayer jueves un consejo de seguridad extraordinario, con el fin de establecer las acciones que se llevarán a cabo para reforzar la seguridad en el Bajo Cauca antioqueño.

En esta zona y al sur de Córdoba operan los Caparros y el Clan del Golfo. En la primera semana de este año, siete personas fueron asesinadas en el municipio de Tarazá, Antioquia, pese a que la Defensoría del Pueblo ha venido alertando sobre la presencia de ambos grupos armados.

Mientras el Ejército afirma que la disputa de ambos grupos al margen de la ley es únicamente por el control territorial de las rutas del narcotráfico, las organizaciones de derechos humanos, Fundación Sumapaz, Corporación Colombia-Europa-Estados Unidos y la Corporación Jurídica Libertad, explicaron en su último informe sobre conflicto armado en la zona, que muchos de los conflictos en el Bajo Cauca se deben a la imposición de megaproyectos extractivistas de minergía ilegal.

De los municipios del Bajo Cauca, el más afectado es Tarazá, que según la Unidad de Víctimas, se han registrado más de nueve eventos violentos que han afectado a 282 familias.

 

 

Más en Judicial

Lo más leido

To Top