Síguenos en nuestras redes sociales

Sinú al Día

Nacional

Estados de ansiedad y estrés en pacientes COVID pueden causar más daño que el propio virus, se sugiere serenidad y confianza: Invitados a Conéctate con la U

Como una terapia medicinal funciona en los pacientes COVID 19 el manejo acertado de la ansiedad, el estrés y la zozobra, episodios que descontrolados pueden conllevar a empeorar el cuadro clínico y a desenlaces como: lesión de las arterias renales, daños en la economía del cuerpo, hasta llevar en algunos casos al infarto.
El concepto fue punto de encuentro científico entre el galeno Jesús Miranda, médico general de la Unidad Administrativa Especial de Salud, de la Universidad de Córdoba; y el doctor José Álvarez Espinosa, Psicólogo, especialista en Oncopsicología, adscrito al Instituto Médico de Alta Tecnología (IMAT) y con experiencia en el tratamiento a pacientes COVID y sus familias.
Explica el doctor Miranda que cuando el paciente entra en estados de ansiedad se liberan las hormonas del estrés como la Cortisol y las Catecolaminas, que hacen efecto directo en el endotelio, en la capa interna de las arterias, en los riñones y en donde quiera existan vasos sanguíneos.
“A un paciente que permanece en zozobra y en angustia se le miden los niveles de Cortisol y Catecolaminas y están por las nubes, y en cualquier momento puede hacer un daño renal y hasta un infarto, porque hay mucha carga de estrés”, explica el médico Miranda.
El psicólogo José Álvarez Espinosa complementa que la literatura sostiene la estrecha relación entre las emociones y respuestas del sistema inmune y agrega que efectivamente cuando en los pacientes se presentan sucesos de depresión y ansiedad, se disparan sustancias que al aumentarse en sangre pueden afectar diferentes órganos y áreas del cuerpo.
“Pueden dispararse los niveles de azúcar, aumentar la frecuencia cardiaca, la presión arterial y todo eso hace que se genere un desequilibrio a nivel sistémico. Hay estudios en Harvard, Estados Unidos, directamente relacionados entre la depresión y las enfermedades físicas; en cambio, los pacientes que manejan mejor sus emociones tienden a enfermarse menos”, explicó Álvarez Espinosa.
Los especialistas fueron panelistas invitados al espacio de periodismo institucional Conéctate con la U, de la Unidad de Comunicaciones y Relaciones Públicas de Unicórdoba, titulado: ‘El Poder de la Mente y las Emociones en los Pacientes COVID’, con transmisión por las plataformas digitales de la institución y por la emisora Unicórdoba Estéreo 90. 0 f. m.
Para ayudar en la recuperación de los pacientes ambos expertos sugieren, inicialmente, que durante el aislamiento obligatorio cuando se confirma el diagnóstico COVID, no se corte o se suspenda la comunicación con la familia o seres queridos, para ganarle el paso a la infodemia que pueden empezar a recibir por las redes sociales, con más noticias alarmantes que alentadoras, lo que podría generar mayor ansiedad.
Coinciden igualmente en la importancia de que se mantenga un contacto de hasta varias veces al día con el médico tratante y si es necesario con el profesional de la salud mental, sumado a la espiritualidad, a la fe y al optimismo, que influyen de forma positiva en el proceso de recuperación y en que el individuo pueda manejar menor el evento positivo de COVID 19

Más en Nacional

Lo más leido

To Top