Síguenos en nuestras redes sociales

Sinú al Día

Nacional

En el Cauca, al parecer se planeaba un atentado contra el presidente Duque

El Alto Comisionado de Paz, Miguel Ceballos, lamentó en Mañanas BLU que la reunión entre el presidente Iván Duque y los líderes de la minga indígena no se haya podido realizar en Caldono, Cauca, el pasado martes.

Ceballos aseguró que, entre los acuerdos pactados con la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, estaba la visita del primer mandatario de los colombianos pero que las circunstancias de seguridad no lo permitieron.

“La explicación que ellos nos dieron es que ellos negocian como minga, es decir, sus nueve consejeros mayores hablan, pero es con sus comunidades en plaza pública que se toman las decisiones”, dijo Ceballos.

Según el funcionario, lo que se planeaba era sostener la reunión en un recinto cerrado con una capacidad máxima de 500 personas donde también llegaron los gobernadores de Cauca, Huila y Valle.

Según Ceballos, el dispositivo de seguridad del presidente Duque buscaba evitar que, en la plaza pública, el primer mandatario quedara expuesto como un “blanco directo”.

“A pesar de todo sé que la voluntad de diálogo por parte de los indígenas sigue y que no habrá más bloqueos. Ellos hablan de futuras movilizaciones y la movilización es reglamentada”, dijo el funcionario.

A su vez, Ceballos indicó que el presidente sigue en su posición de rechazar las vías de hecho como método de protesta.

“El presidente expresó su voluntad de llegar a un acuerdo y lo demostró con su gran paciencia y comprensión. Él quería ir a la plaza, incluso, cuando llegó a Caldono, él saludó a las personas que estaban en la calle sabiendo que ahí también había un gran riesgo de atentar contra su vida”, dijo.

Para el comisionado de Paz, los líderes indígenas están comprometidos a cumplir los acuerdos y los compromisos posteriores. Afirmó que se tiene en cuenta que el diálogo es la vía principal para solucionar diferencias.

No obstante, el comisionado de Paz se refirió a que, mientras estaban reunidos, recibieron una interceptación telefónica en la que se planeaba un posible atentado contra el jefe de Estado.

“Cuando estábamos ahí llego una grabación angustiosa que oyeron los gobernadores donde hablaban dos personas, casi en vivo, que donde decían donde estaba localizado el presidente en Caldono y cómo debían convencerlo a salir a un espacio público donde atentarían contra él”, dijo Ceballos.

“Eso confirma la advertencia que hizo el señor fiscal antes de la reunión de la presencia de dos personas que iban a atentar contra el presidente”, agregó.

Ceballos aseguró que en la zona hacen presencia disidencias del sexto frente de las Farc, y reiteró que era necesario salvaguardar la vida del primer mandatario teniendo en cuenta que, durante los bloqueos en la vía Panamericana, fue asesinado un uniformado de la Policía.

“El peligro de la zona no era la minga sino los terceros, esos infiltrados de grupos armados que querían pescar en río revuelto”, indicó Ceballos. Vía Blu Radio.

Más en Nacional

Lo más leido

To Top